Aceite esencial de eucalipto

Aceite esencial de eucalipto

El eucalipto (eucalyptus spp.) es un género de la familia de las mirtáceas, originarias de Australia y las islas adyacentes como Nueva Zelanda, Nueva Guinea. En la actualidad se encuentran distribuidos por gran parte del mundo.

Propiedades del aceite esencial de eucalipto

El aceite de eucalipto tiene un efecto frío sobre la piel que ayuda con las fiebres y la migraña. Es también muy útil para las vías respiratorias, tos, asma, infecciones de garganta, sinusitis y condiciones catarrales.

Tiene propiedades relajantes para dolores musculares, artritis reumatoide, esguinces, varices y mala circulación.

Si se usa de forma tópica, sirve para el cuidado de la piel en la mayoría de sus trastornos, como pueden ser quemaduras, ampollas, herpes, cortes, laceraciones , heridas, infecciones de la piel y picaduras de insectos.

Estimula, además, el sistema inmunológico y es útil en los casos de varicela, los resfriados, la gripe y el sarampión.

Usos del aceite esencial de eucalipto:

Quemadores y vaporizadores: puede ser utilizado para estornudos frecuentes, fiebre del heno, gripe, problemas respiratorios, como repelente de insectos, dolores de cabeza, migrañas, cefaleas y para ayudar a mejorar la concentración.

Diluyendo varias gotas en el agua de baño, puede ayudar con la artritis, el asma, la bronquitis, congestión mucosa, resfriados, dolores de cabeza, reumatismo, sinusitis, catarro, fatiga y dolores musculares y dolores de articulaciones.

En crema, aparte de dar alivio al dolor de los espasmos musculares y el reumatismo, también puede ayudar a acelerar la curación de las heridas de lenta cicatrización y úlceras, erupciones en la piel y acné, por lo tanto calma la piel congestionada.

Aceites complementarios

El aceite de eucalipto combina especialmente bien con el de benjuí, tomillo, lavandalimón y pino.

Características aromáticas

  • Herbáceo
  • Fresco
  • Mentolado